top of page

Santa Teresita de los Andes y las puertas de la alegría.

El pasado 12 de abril de 1920 Juana Fernández, mejor conocida como Teresita de los Andes, entrega su vida a Dios como una alabanza de gloria. Con tan solo 20 años de edad logra alcanzar la santidad y ser un ejemplo de vida para la humanidad.


Su proceso de encuentro con el Señor inicia desde el seno de la Familia, ¡Qué importante es que la fe nazca en el núcleo familiar! La transmisión de la fe es igual de importante que la transmisión de la cultura, los valores y las costumbres.


En la actualidad el acompañamiento de los padres en la enseñanza de la fe pareciera que se ha hecho a un lado y se ha confiado esta labor de manera exclusiva a la Iglesia. Pero, ¡como potencia la vida de la fe la oración en familia! Teresita de los Andes guardaba en su corazón el sentimiento de rezar el rosario con su abuelo materno.


La alegría con la que Teresa vivía su vida irradia hoy a muchos jóvenes que buscan una razón de ser y existir, por ello Teresita es la tutora por excelencia de la juventud latinoamericana, su biografía y enseñanzas pueden ser bien aprovechadas por aquellos jóvenes que circunstancialmente necesitan encontrarle sabor a la vida.


Su vida nos muestra que el orgullo, el egoísmo, la terquedad y todos los defectos relacionados pueden transformarse muriendo a nuestro egoísmo y re naciendo en la presencia de Jesús. Él nos cautiva con su inmenso amor hasta el punto de poder entregarnos a los demás con nuestras obras.


Vivimos en un contexto que ha perdido la esperanza y no encuentra sentido a la vida. La depresión, con su sabor amargo, es la mayor enfermedad que aqueja al mundo moderno. Ante esta terrible realidad el dulce sabor de la alegría de Teresita se convierte en un aliciente para nuestro caminar.


En ESTEPRE VIRTUAL, en el año 2020 se abrió esta puerta de esperanza para los jóvenes de muchos países latinoamericanos, con el curso. “Cada vez que mire el mar. Vida y enseñanzas de Teresa de los Andes” siendo uno de los cursos más concurridos por aquellos que encontraron en Teresita de los Andes, no solo una guía espiritual, sino también una amiga que está ciertamente en presencia de Dios.


Sabemos que aún existen jóvenes que pueden encontrar en Teresita la razón que necesitan para hacer de sus vidas alegría infinita por lo que incentivamos a todos nuestros lectores a dar a conocer en sus grupos de oración, familias y amigos la historia de esta pequeña que es grande en el reino de Dios.


Felices 101 años de estar con nosotros cuidándonos desde el cielo Teresita de los Andes.


 

Para reflexionar


  • ¿Cómo vives el valor de la alegría en tu vida espiritual?

  • ¿Qué tanto conoces sobre la vida de Teresa de los Andes?


112 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page