• Alej. Pineda

Carlo Acutis

El 10 de octubre pasado se celebró una misa para beatificar a Carlo Acutis. Un joven quinceañero que murió el año 2006 por leucemia.


Resulta que en las redes sociales se ha admirado el hecho de que Carlo asistía a misa todos los días, rezaba el Rosario frecuentemente y que era amante de la informática. Pero, hay muchos que hacen todo esto, van a misa semanalmente, rezan con regularidad el Rosario y son amantes de la informática. Entonces... ¿Qué de extraordinario hacía Acutis?


Pues Carlo no se quedó en la Iglesia con la Eucaristía, no se quedó con el Rosario en la mano, ni con la computadora apagada. Él, como fruto de la obra de Dios en su vida, comenzó a ver en su prójimo a Jesús, llevó esas acciones frecuentes a la práctica.

En fin, el llamado que nos hace el primer beato millenial es que no nos quedemos de brazos cruzados, con una espiritualidad centrada en nosotros mismos, si no que busquemos ponerlas en práctica, llevar lo ordinario a algo extraordinario.

279 vistas0 comentarios
Suscríbete a nuestro sitio para que estés informado

Frailes Carmelitas - América Central

  • Instagram - Gris Círculo
  • Gris del icono de Spotify
  • Gris icono de Google Play
  • Facebook - Gris Círculo