top of page

La paternidad de San José en la “Patris corde” del Papa Francisco

Por mucho tiempo la figura de San José ha quedado al margen del magisterio eclesial, más no así de parte del pueblo cristiano de a pie, quien a lo largo de la historia le han demostrado un amor particular. De hecho, el último documento pontificio dedicado por entero a San José ha sido Redemptoris custos de San Juan Pablo II (1989). Por eso, con mucha alegría, la Iglesia ha acogido la carta apostólica del papa Francisco Patris corde (con corazón de padre), además de haber sido elaborada en el marco de un año jubilar en torno a la figura de San José, con motivo del 150 aniversario de la declaración de San José como patrono de la Iglesia por parte del pape Pío IX. En este sentido, el Papa, de forma novedosa y profunda expone diferentes perspectivas que evidencian la paternidad excepcional de san José.


En San José se redescubre el sentido de la paternidad


La Carta Apostólica Patris corde agrupa en siete virtudes de San José su paternidad: padre amado, padre de ternura, padre de obediencia, padre de acogida, padre de valentía creativa, padre trabajador, padre en la sombra. Es de notar que el Papa nos propone estas virtudes desde un acercamiento y lectura a los signos de los tiempos. El documento ha sido elaborado en el contexto en que la humanidad pasa por momentos difíciles, de dolor y sufrimiento a causa de la pandemia. Si miramos bien, cada una de las virtudes apuntan a términos existenciales que bien se aplican a las familias de hoy. Una de esas situaciones es que vivimos en medio de un escenario que nos hace falta lo esencial: ver la realidad desde el corazón.


Muchas veces, en nuestras relaciones humanas hace falta la empatía, la ternura, la misericordia, la acogida del otro, sobre todo del más débil y necesitado, etc. sin embargo, podemos recuperar salir de nuestro egoísmo e indiferencia ante los demás, ante todo lo que pasa a nuestro alrededor solamente si volvemos la mirada a nuestro corazón, sede del amor. De ahí que el Papa ha querido que contemplemos la figura de San José desde la paternidad, por eso, uno de los temas recurrentes del Pontífice ha sido el de la ternura. De hecho, el papa señala que “en él, Jesús vio la ternura de Dios”, una ternura que nos lleva a aceptar nuestra debilidad, así como los acontecimientos de la realidad.


San José nos transparenta a Dios Padre


Precisamente, una de esas perspectivas que menciona el Papa es la de San José como el Padre en la sombra. De esta manera, él nos recuerda el verdadero sentido de la paternidad. Actualmente vivimos en una sociedad necesitada de padres; en este sentido, el Papa Francisco evoca la obra del escritor polaco Jan Dobraczyński titulada “la sombra del Padre”. Con esto hace referencia a la paternidad de José respecto de Jesús como la sombra del Padre celestial en la tierra. Algo interesante que nos muestran los evangelios es que San José no habla, toda su figura se mueve desde el silencio, sin embargo, su silencio es porque es portador y morada del misterio de Dios Padre. Por su silencio transparenta para nosotros el misterio de Dios Padre. Esto significa que San José se convierte en la sombra del Padre, según el cual, todos nosotros podemos descubrir desde la figura de San José los atributos de Dios como Padre de todos.


Un llamado a leer y profundizar en el documento


Finalmente, haciendo eco con lo que el Pontífice nos dice en esta carta apostólica, hago la invitación para acercarse al documento y, de esa manera, conociendo la figura de San José podamos también amarlo, y que de ese amor nazca en nosotros el deseo y la realización de imitarle en sus virtudes. Asimismo, no olvidemos que podemos acercarnos a él con entera confianza ya que es un intercesor prominente que nos ayudará en cada una de nuestras necesidades. Al respecto Santa Teresa de Jesús señalaba “que a otros parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad; a este glorioso Santo tengo experiencia que socorre en todas” (V 6,6).


Que podamos redescubrir sobre todo desde nuestra experiencia de oración la figura y misión de San José, la docilidad a la voluntad de Dios y, sobre todo, aprender de él el arte de la paternidad.

 

Para reflexionar:


¿En cuáles de las siete virtudes de la que menciona el Papa Francisco en la Patris corde te sientes llamado y motivado a profundizar y a poner en práctica?


¿Crees que Jesús descubrió la paternidad divina desde la paternidad de José? ¿Por qué?

674 visualizaciones1 comentario

Entradas relacionadas

Ver todo

1 Comment


Muy bien hilvanadas las reflexiones de Fray Nelson y Fray Berny sobre el gran Patriarca San José. Bendiciones para ambos. Oscar Francisco Castro.

Like
bottom of page